Thursday, May 22, 2008



Mil disculpas por la demora, he tenido unos serios problemas técnicos. Aquí les dejo la última parte de este capítulo. Por favor, comenten. Saludos.

Una figura alta e imponente se destacaba bajo los umbrales que daban acceso a la entrada de Hogwarts. Aldebarán notó la silueta sobresaliendo contra el paisaje exterior. Reconoció de inmediato a Rigel Ivory, aun estando el ruso de espaldas. El auror no se sorprendió al constatar que su primo aún estaba allí. Al igual que él mismo fue a visitar a su hermana, pensaba que Rigel también debía de haber aprovechado la ocasión para ver a Kamus.
Rigel se volvió al oír pasos a su espalda. Parado en el fondo del castillo, a pocos metros de él, estaba Aldebarán. Seguramente su primo debía estar regresando a Londres, al igual que él.
Los dos primos se miraron en silencio. Ivory no podía negar que se sintió sorprendido al encontrar al auror en el despacho de Dumbledore. Al fin y al cabo, siempre tuvo la clara certeza de que el parentesco entre los Ivory y los Black-Thorne representaba para Aldo lo mismo que para el propio Rigel: mera formalidad en reuniones sociales.
—¿Qué estás haciendo aquí? —el moreno decidió ir directamente al punto. No estaba con disposición para abordajes discretos.
Aldo se sintió sinceramente satisfecho porque Rigel hubiera sido tan incisivo. Antes que nada, Aldebarán era un hombre práctico y prefería las cosas siempre a las claras. Los jueguitos de doble sentido lo irritaban más de lo que podía admitir, aunque eran raras las veces que demostraba eso a su interlocutor. Por lo tanto, de la misma manera que su primo fue directo con él, éste también lo sería.
—Estoy aquí porque mi hermana me lo pidió —respondió simplemente.
Rigel sacudió la cabeza, dejando aflorar una sonrisa irónica. Claro, Elizabeth... ¿Cómo no pensó en eso antes? Su tan inocente y optimista primita menor que aún creía que sólo porque todos eran una “familia” debían unirse y ayudarse los unos a los otros. Y no dudaba de que si la pelirroja se interponía un día en el camino de Kamus, él acabaría con ella sin pestañear. Personas como Elizabeth y Dumbledore eran tan idiotas con esa manía de creer que existe en todos un potencial, aunque mínimo, para la bondad y el altruismo.
Pero la sonrisa de Rigel no tardó en desaparecer para dar lugar a una expresión dura y sus ojos expresaron frialdad al mirar a Aldo.
—No me importa lo que tu hermana piense. Kamus es asunto mío. Si tú no eres capaz de cuidar a tu propio hermano, entonces no te metas con el mío, Aldebarán.
El primogénito de los Black-Thorne miró a su primo con la misma frialdad que éste le dirigía. La sonrisa sardónica de Rigel no le pasó desapercibida. Aldo sospechaba que, para el ruso, ninguno de los demás parientes era digno de consideración a no ser Kamus, aunque no lograba comprender la verdadera naturaleza de la relación de los dos. Pero la verdad es que poco le importaba la opinión del primogénito de los Ivory o el que ellos compartieran una proximidad sanguínea. Y Aldebarán podía decir lo mismo de su propio hermano menor.
—Ludovic dejó de ser mi hermano hace muchos años, Rigel —le espetó el auror, sin dejarse intimidar por la amenaza nada velada del ruso—. Al contrario que mi hermana, creo que existen cosas más importantes que la sangre: el carácter. No te odio, tampoco odio a Ludovic, pero odio lo que ustedes representan. Y sólo no los capturo ni los delato a los demás aurores porque no tengo pruebas y también porque tengo consideración a mi madre y a Elizabeth.
El líder de los Ivory permaneció quieto e inexpresivo, observando a su primo con una mirada que le pareció más evaluadora que frialdad propiamente dicha. Por lo menos Aldo era un tipo racional y sensato. Siempre lo había sido. Lo que, sin dudas, lo convertía en un adversario interesante.
—En algo, por lo menos, tiene razón Dumbledore —comenzó, en tono sorprendentemente tranquilo, como si no estuvieran haciendo nada aparte de discutir amenidades—. Tenemos puntos de vista muy diferentes sobre cuál es el camino correcto. Me alegra ver que Ludovic no permitió que los lazos que lo unen a ti interfirieran en su juicio. Pero mi hermano me ama, Aldebarán, y yo lo amo también. Nada se interpondrá en eso.
El auror miró a su primo con más atención durante breves segundos, sin dejar transparentar lo que le venía en realidad a su mente. Sabía que Rigel era un hombre peligroso, no porque fuera un mortífago ni tampoco porque fuera el jefe de una de las mayores organizaciones criminales de toda Europa, sino porque ocasionalmente emergía de debajo de toda aquella aparente frialdad de Ivory una turbulencia silenciosa, aunque perturbadora. La misma que el ruso demostraba en ese preciso instante. Aparte de eso, una persona a quien admiraba Ludovic de forma casi fanática era alguien a ser tomado como una amenaza en potencia. Al fin y al cabo, Aldebarán tenía que admitir que su hermano no era una persona de las más equilibradas.
—No dudo de tu amor por Kamus, ni el del suyo por ti... —respondió con sinceridad, aunque mantenía un tono aparentemente indiferente en su voz—. Lo que me preocupa es dónde eso va a llevarlo. Pero creo que sólo el tiempo dirá, querido primo, cuál bando es el correcto, el mío o el tuyo...
Rigel sonrió levemente, pero no dijo nada al darle la espalda a su primo y entrar al automóvil. Para él el futuro de Kamus ya estaba predeterminado. El pelirrojo, por su parte, observó alejarse el auto de su primo por el sendero, sin contener el pensamiento de que los caminos de Rigel y suyo se cruzarían nuevamente en el futuro. No en los acostumbrados encuentros familiares, sino en el campo de batalla. En caso de que eso sucediera, él no dudaría en atacar a su primo con todo su empeño. El ruso, sin duda alguna, era un enemigo que jamás podía ser subestimado.





CONTÁCTENOS


ORKUT


CANDYMAKERS 1


CANDYMAKERS 2


SITIO ORIGINAL BRASILEÑO





CRÉDITOS

TRADUCCIÓN:Corina Frasier












Este blog es un fanfiction inspirado en los libros de Harry Potter. Nuestra historia comienza en los años 70, el tiempo de la primera guerra mágica. Nuestros personajes son originales, inspirados por el universo de JK Rowling.

NICHOLAS DANIEL JOHNSON


Escritor muggle de libros de fantasía y ficción. Sus padres, Richard y Mary, eran profesores de literatura inglesa, lo que tal vez haya influenciado a Nicholas en su elección profesional. Ambos murieron en un accidente de tráfico al regresar de una conferencia en una noche lluviosa, cuando Nicholas tenía doce años. Fue criado por su hermano mayor, Robert Johnson.


ELIZABETH ASTREA BLACK-THORNE JOHNSON


Heredera de una ultra tradicional y conservadora familia de magos, los Black-Thorne, Elizabeth nunca aprobó las ideas tradicionalistas de sus padres, siempre entrando en serios conflictos con ellos, especialmente con su madre, Marguerite. Cuando era estudiante perteneció a Gryffindor, hecho que generó una nueva desavenencia entre ella y su familia. Es alegre, valerosa e intrépida. Trata con igual simpatía a muggles, magos y mestizos. Es más, su mejor amiga, Marion Peterson, es hija de muggles. Cuando se graduó en Hogwarts decidió ser auror como su hermano Aldebarán, a quien mucho admira.


ALDEBARÁN AURELIUS BLACK-THORNE


Hijo primogénito de Pericles y Marguerite, Aldebarán siempre tuvo una personalidad introvertida. Raramente sonríe a no ser en presencia de su hermana menor, a quien le profesa un gran amor. No aprueba las ideas de sus padres sobre la pureza racial entre los magos y siempre trata con igual deferencia a muggles, magos y mestizos. Cuando estudiaba en Hogwarts perteneció a Ravenclaw. Es un hombre justo y valiente.


FRIDA WITOSLAWA GRYGIEL


Es una bruja de origen polaco y estudió en Durmstrang de joven. Se mudó a Inglaterra poco después de graduarse. Es una mujer elegante, educada y distinguida.


LUDOVIC SEDARIUS ERÍDANO BLACK-THORNE


Hijo del medio del matrimonio Black-Thorne, Ludovic siempre fue el preferido de sus padres exactamente por ser el único de la prole que aprobaba incondicionalmente las ideas paternas acerca de la purificación de la raza mágica. Perteneció a Slytherin cuando estudió en Hogwarts. Después de graduarse se hizo mortífago. Ludovic es uno de los más inescrupulosos, perversos y amorales siervos de Voldemort y uno de sus principales asesinos y torturadores.


ALEXANDER Y GABRIELA SINCLAIR


Gryffindor en los tiempos de Hogwarts, Alex era conocido por su coraje e integridad. Se volvió auror después de graduarse, pero por amor a su esposa abandonó el empleo y se volvió instructor de la Academia de Aurores. Es uno de los mejores amigos de Aldo.
Gabriela nació en Perú y se mudó a Inglaterra para trabajar con su hermano mayor. Muggle, siempre tuvo dificultades en aceptar y lidiar con el mundo mágico, pues iba en contra del temperamento racional que ella cultivó durante años. Es una mujer cariñosa pero de genio fuerte.


LUCY REINFIELD


Miembro de Hufflepuff en época del colegio, vio a sus padres ser asesinados por mortífagos cuando tenía once años de edad; escapó gracias a que estuvo escondida y su madre logró distraer a los siervos de Voldemort. Sin otros parientes vivos, Lucy pasó a estar bajo la tutela de Bartemius Crouch, amigo de largo tiempo de su padre y que terminó ocupando efectivamente el cargo que sería de Reinfield. Cuando se graduó en Hogwarts, Lucy trató de entrar a la Academia de Aurores, pero suspendió los exámenes físicos. Fue gracias al "tío Barty" que Lucy consiguió el puesto de secretaria en el Cuartel General de Aurores.


* Harry Potter, nombres, personajes, lugares y demás hechos relacionados son propiedad de J.K. Rowling, Warner Bros, Bloomsbury, Scholastic, etc.
* Este sitio no posee fines comerciales ni de lucro.



Nuestro Link



Nuestro Colegio Amigo
Photo Sharing and Video Hosting at Photobucket


Archives

May 2007
June 2007
July 2007
August 2007
September 2007
October 2007
November 2007
December 2007
January 2008
February 2008
March 2008
April 2008
May 2008
June 2008
July 2008
August 2008
September 2008
October 2008
November 2008
December 2008
January 2009
February 2009
March 2009
April 2009
September 2009


visitas


Feeds  Expreso