Sunday, September 28, 2008



Bueno, señoras y señores, se acerca cada vez más el fin. ¿Cómo terminará esto? Sigan con nosotros.

Anabelle Timms caminaba rápidamente por los corredores del tercer piso. Se paró frente al ya conocido cuadro que retrataba un grupo de centauros contemplando las estrellas. Con un movimiento de varita hizo que los puntos brillantes formaran la constelación de Leo, una contraseña que ella misma había escogido. El cuadro desapareció dando lugar a una puerta de madera oscura. Anabelle respiró hondo antes de girar el picaporte dorado. La puerta se abrió con un chirrido y la joven sonrió levemente al notar que él estaba allí.
Kamus Ivory estaba sentado en el alféizar de la enorme ventana que daba al lago de Hogwarts. La luz pálida de la luna creciente y algunos pares de velas accesoria iluminaban tenuemente el ambiente. Anabelle pensó para sí misma que esa sala parecía mucho más acogedora durante el día, acostumbrada como estaba a frecuentarla siempre por la tarde, cuando se reunía con el joven Ivory para practicar para el Club de Duelos.
Entró y la puerta se cerró tras ella, lacrándose inmediatamente. Se acercó a Kamus con pasos inseguros; él no se molestó en mirarla todavía. Belle se sentó sobre la enorme y suave alfombra que cubría el suelo y fijó toda su atención en él.
—No pensé que vendrías...
Kamus apartó finalmente la mirada de la ventana. Anabelle perdió momentáneamente la respiración; sus ojos azul medianoche, tan fríos e inexpresivos, parecían brillar reflejando la llama de las velas que ardían.
—Dijiste que era importante. Espero que no me hayas sacado de mi sala común sólo porque estás teniendo problemas con el encantamiento paralizador.
—No, ya aprendí a lidiar con el Desmaius —Anabelle sonrió levemente—. No te preocupes, porque no te avergonzaré en los exámenes —dejó de sonreír, adoptando una postura más seria—. Te hice venir aquí porque necesitaba hablar contigo, Ivory. Es sobre lo que sucedió aquella noche, al comienzo del mes... —enmudeció, incapaz de continuar. A pesar de que sus recuerdos sobre la noche en cuestión eran difusos y nebulosos, recordaba lo suficiente como para haber despertado asustada al día siguiente, mirando el techo de la enfermería.
Recordaba haber salido a los terrenos de la escuela durante la noche para recuperar a Sibelle, la gata de Katherina. La felina estaba preñada e irritable, y se le había dado por huir del castillo y esconderse en el huerto de calabazas de Hagrid durante los últimos días.
De hecho, había encontrado a Sibelle, un poco más allá de la oscura cabaña del guardabosque, pero encontró también otra cosa abandonado el Bosque Prohibido en mitad de la noche. Siluetas. Más de una docena de ellas, avanzando silenciosas y sigilosas por entre la vegetación, como si fuesen espectros de humo negro. Lo siguiente que recordaba haber visto fue una claridad viniendo en su dirección y entonces surgieron voces extrañas, voces que sonaban dentro de su cabeza. Y después... después estaba la voz alterada de su madre gritándole a la señora Pomfrey al despertarse.
—Hasta ahora, aún no entendí muy bien lo que pasó... —comenzó ella, mirándose las manos, que reposaban sobre su falda—. Permanecí presa durante días en la enfermería y, cuando finalmente me dejaron salir, las vacaciones de Pascua ya habían comenzado. El profesor Dumbledore me llamó hasta su despacho y todos los directores de las Casas estaban allí, junto con McLaggen y Hagrid, y no dejaron de hacerme preguntas, pero no me acordaba de nada. Al final me explicaron algo sobre aprendices de mortífagos, que yo los había descubierto y sufrido un ataque de ellos, y que tú estuviste allí y me salvaste... Y quería preguntarte sobre eso, pero desapareciste completamente...
Kamus entendió inmediatamente a lo que ella se estaba refiriendo. Debería haber sabido que esa chica obstinada estaba demorando en venir a pedirle explicaciones. Aún así, era de veras extraño ver a Anabelle, que siempre se esforzaba por parecer la dueña de la verdad, perder la calma de ese modo. Esa noche ella parecía nerviosa e inquieta. Ivory no pensó que esos acontecimientos hubieran afectado tanto a la moza.
—Estuve en Londres durante las vacaciones. Tenía unos asuntos que resolver allá —Kamus no supo bien por qué le contó eso, pero le pareció lo mejor para apaciguar un poco los ánimos de la muchacha.
Anabelle suspiró, sintiéndose más tranquila al saber que él estaba bien. Había temido alguna especie de represalia por parte de los tipos que Kamus había atacado para defenderla. Sintió el corazón acelerársele un poco cuando se acordó de ese último hecho. Otra duda que la corroía era el motivo por qué él había hecho todo eso, pues, por lo que los profesores le explicaron, la presencia de Kamus en ese lugar no podía ser justificada de otra manera si él no estaba acompañando a los atacantes de Anabelle. El moreno era uno de ellos. Uno de los jóvenes mortífagos.
—Ivory... —levantó la mirada hacia el muchacho—. Dime, ¿por qué me defendiste?
Él se mantuvo en silencio. ¿Por qué la defendió? Ni siquiera Kamus sabía exactamente la razón. En aquel momento él no había pensado en lo que estaba haciendo. Solamente supo que, en el momento en que vio a Anabelle completamente indefensa, dominada por la maldición Imperius, con el tenue hilo de vida que la sostenía a punto de romperse en cualquier momento, decidió que no quería eso.
—No tolero la cobardía, Timms. Tú estabas en clara ventaja numérica, ibas a ser masacrada —respondió Kamus, sin dejar traspasar la mínima emoción en su voz.
—¿Por casualidad me crees tan inútil, Ivory? —sonrió con amargura—. Considerando que aún estás vivo y sin ninguna herida aparente, la desventaja numérica no debe haber sido ningún problema para ti.
—Yo soy un caso aparte.
—Ah, claro... —se rió ligeramente—. No sé por qué me molesté en preguntar.
Anabelle se mordió los labios. Después de tantos meses de convivencia, ya debería haberse acostumbrado. Kamus siempre sería así... frío, altivo, indiferente. Y, a pesar de todo eso, ella no podía negar que había aprendido a amarlo. Se sentía algo tonta por estar admitiéndolo para sí misma.
Su madre siempre le había dicho que el hombre del ella se enamorase sería muy afortunado y que, probablemente, dedicaría todos los días de su vida a probarle cuánto la amaba. Mira estaba equivocada, el hombre que Anabelle amaba jamás perdería tiempo con tontas demostraciones de afecto, aunque ella se dio cuenta que no le importaba eso. No quería a un perfecto príncipe gentil y amoroso, conforme deseaba su madre. Quería a Kamus Ivory.
Y fue envalentonada por ese pensamiento que Anabelle se levantó de la alfombra en donde estaba sentada y caminó hasta el muchacho. Él la observó, impasible, apoyar las manos pequeñas y frágiles sobre sus hombros mientras se paraba de puntillas y cerraba delicadamente sus ojos color ámbar. Antes que su mente pudiera confirmar lo que ella estaba haciendo, los labios de Anabelle se unieron a los suyos en un cálido beso. El pecho de la joven se infló de un sentimiento tierno y suave. Probar los labios de Kamus era mucho mejor de lo que había imaginado siquiera. Pero ese contacto duró muy poco. Ella se apartó antes que él pudiera reaccionar.
Anabelle hasta pensó en disculparse por su osadía, pero pronto descubrió que estaría mintiendo si lo hiciera, pues no se sentía ni un poquito culpable o arrepentida. Cuando amagó alejarse más, fue tomada de sorpresa por los brazos del muchacho, que la tomaron por la cintura.
Kamus acercó a la joven más hacia él. Una de sus manos dejó la cintura para dirigirse hacia el mentón de Anabelle, alzando suavemente su cabeza mientras volvía a besarla.
Sus manos se perdieron entre el cabello color miel y Anabelle lo abrazó cada vez más fuerte mientras correspondía al beso. El calor del cuerpo de la joven y el perfume de lavanda que se desprendía de su piel estaban comenzando a embriagar los sentidos de Ivory. Pero él aún estaba lo suficientemente lúcido para notar, con innegable satisfacción, que la joven estaba dispuesta a entregarse a él...





CONTÁCTENOS


ORKUT


CANDYMAKERS 1


CANDYMAKERS 2


SITIO ORIGINAL BRASILEÑO





CRÉDITOS

TRADUCCIÓN:Corina Frasier












Este blog es un fanfiction inspirado en los libros de Harry Potter. Nuestra historia comienza en los años 70, el tiempo de la primera guerra mágica. Nuestros personajes son originales, inspirados por el universo de JK Rowling.

NICHOLAS DANIEL JOHNSON


Escritor muggle de libros de fantasía y ficción. Sus padres, Richard y Mary, eran profesores de literatura inglesa, lo que tal vez haya influenciado a Nicholas en su elección profesional. Ambos murieron en un accidente de tráfico al regresar de una conferencia en una noche lluviosa, cuando Nicholas tenía doce años. Fue criado por su hermano mayor, Robert Johnson.


ELIZABETH ASTREA BLACK-THORNE JOHNSON


Heredera de una ultra tradicional y conservadora familia de magos, los Black-Thorne, Elizabeth nunca aprobó las ideas tradicionalistas de sus padres, siempre entrando en serios conflictos con ellos, especialmente con su madre, Marguerite. Cuando era estudiante perteneció a Gryffindor, hecho que generó una nueva desavenencia entre ella y su familia. Es alegre, valerosa e intrépida. Trata con igual simpatía a muggles, magos y mestizos. Es más, su mejor amiga, Marion Peterson, es hija de muggles. Cuando se graduó en Hogwarts decidió ser auror como su hermano Aldebarán, a quien mucho admira.


ALDEBARÁN AURELIUS BLACK-THORNE


Hijo primogénito de Pericles y Marguerite, Aldebarán siempre tuvo una personalidad introvertida. Raramente sonríe a no ser en presencia de su hermana menor, a quien le profesa un gran amor. No aprueba las ideas de sus padres sobre la pureza racial entre los magos y siempre trata con igual deferencia a muggles, magos y mestizos. Cuando estudiaba en Hogwarts perteneció a Ravenclaw. Es un hombre justo y valiente.


FRIDA WITOSLAWA GRYGIEL


Es una bruja de origen polaco y estudió en Durmstrang de joven. Se mudó a Inglaterra poco después de graduarse. Es una mujer elegante, educada y distinguida.


LUDOVIC SEDARIUS ERÍDANO BLACK-THORNE


Hijo del medio del matrimonio Black-Thorne, Ludovic siempre fue el preferido de sus padres exactamente por ser el único de la prole que aprobaba incondicionalmente las ideas paternas acerca de la purificación de la raza mágica. Perteneció a Slytherin cuando estudió en Hogwarts. Después de graduarse se hizo mortífago. Ludovic es uno de los más inescrupulosos, perversos y amorales siervos de Voldemort y uno de sus principales asesinos y torturadores.


ALEXANDER Y GABRIELA SINCLAIR


Gryffindor en los tiempos de Hogwarts, Alex era conocido por su coraje e integridad. Se volvió auror después de graduarse, pero por amor a su esposa abandonó el empleo y se volvió instructor de la Academia de Aurores. Es uno de los mejores amigos de Aldo.
Gabriela nació en Perú y se mudó a Inglaterra para trabajar con su hermano mayor. Muggle, siempre tuvo dificultades en aceptar y lidiar con el mundo mágico, pues iba en contra del temperamento racional que ella cultivó durante años. Es una mujer cariñosa pero de genio fuerte.


LUCY REINFIELD


Miembro de Hufflepuff en época del colegio, vio a sus padres ser asesinados por mortífagos cuando tenía once años de edad; escapó gracias a que estuvo escondida y su madre logró distraer a los siervos de Voldemort. Sin otros parientes vivos, Lucy pasó a estar bajo la tutela de Bartemius Crouch, amigo de largo tiempo de su padre y que terminó ocupando efectivamente el cargo que sería de Reinfield. Cuando se graduó en Hogwarts, Lucy trató de entrar a la Academia de Aurores, pero suspendió los exámenes físicos. Fue gracias al "tío Barty" que Lucy consiguió el puesto de secretaria en el Cuartel General de Aurores.


* Harry Potter, nombres, personajes, lugares y demás hechos relacionados son propiedad de J.K. Rowling, Warner Bros, Bloomsbury, Scholastic, etc.
* Este sitio no posee fines comerciales ni de lucro.



Nuestro Link



Nuestro Colegio Amigo
Photo Sharing and Video Hosting at Photobucket


Archives

May 2007
June 2007
July 2007
August 2007
September 2007
October 2007
November 2007
December 2007
January 2008
February 2008
March 2008
April 2008
May 2008
June 2008
July 2008
August 2008
September 2008
October 2008
November 2008
December 2008
January 2009
February 2009
March 2009
April 2009
September 2009


visitas


Feeds  Expreso